29 de junio de 2014

¡YA TENEMOS A LOS GANADORES DEL SORTEO!

O ganadoras, mejor dicho. En esta ocasión, las ganadoras del sorteo de mi librillo 'DE MARRUECOS AL CIELO (INSHALLAH)' son...

¡María José Romero Millán y Sanaa Vega Rivas!


¡Enhorabuena a las dos y... RAMADAN MOUBARAK SAID a todos los musulmanes! :D

25 de junio de 2014

RESPUESTAS IRÓNICAS A PREGUNTAS ESTÚPIDAS

Wadi N-Daghestani es una joven española y musulmana, residente en un país árabe, que harta de las preguntas estúpidas de los más ignorantes y de los prejuicios de los menos tolerantes quiere compartir con nosotros - desde la mayor de las ironías - la realidad de tantas mujeres que antes de ser musulmanas, son mujeres.


"Respuestas nada irónicas que se me ocurren a preguntas estúpidas que tanto se me han repetido a lo largo de mi vida sólo por ser musulmana:

- Si, soy musulmana. No, mora no. No, no es lo mismo. Que no, que mis padres son árabes. Árabes, árabes. Si, de por allá a tomar por saco, ¿Osama bin Laden? Pues por ahí.

- No, no soy inmigrante. Si, nací aquí. En España. Ya, ya, por eso no me notas acento.

- No, qué voy a estudiar yo... Me casaron con quince años. Mi padre era un extremista islámico.

- Hombre, muy ignorante no soy. Sé leer y escribir.

- No, no tengo pelo debajo de mi pañuelo. Por eso me tapo la cabeza, porque soy calva. Todas las mujeres musulmanas nacemos sin pelo por ley islámica.

- Sí, me tapo de mi marido. Y de mi padre. Y de mis hijos, mis tíos, mis hermanos y de la madre que los parió a todos ellos. Es que soy muy practicante.


- Claro que me ducho con el pañuelo en la cabeza. Y no me lo quito por nunca jamás, por eso nunca he tenido piojos.

- Sí, suelo ir a la playa con bikini y velo. Y voy marcando tendencias, oye...

- No, mis padres no me escogieron pretendiente ni me vendieron por un camello. La negociación empezó a partir de cuatro y un burro...

- No, mi marido no se va a casar con otra por ser musulmán. Se va a casar con cuatro. Es que es muy mujeriego... pero me ha dicho que yo soy su favorita. Y eso me hace tan feliz...

- Hombre, mi marido, pegarme lo que es pegarme, no. Como mucho un par de hostias al día, oye. Pero cuida que yo no soy ninguna santa, ¿eh?.

- No, no bebo alcohol ni como cerdo. Sí, sí, ya sé que no sé lo que me pierdo. Algún día lo superaré. Deja de regocijarte en mi miseria, capullo.


- Claro que no puedo bajar a la calle sola, ni pasear, ni salir con amigas, ni leer, ni realizarme, ni tener vida social, ni hablar con extraños, ni ir al cine, ni estudiar, ni divertirme, ni viajar... qué carajo. Eso es pecado en mi religión.

- Soñar y pintarse las uñas de los pies también está prohibido.

- Sí, mi marido me encierra con llave en casa todos los días. Sigue la tradición de lo que mi padre hacía con mi madre. Es muy protector y celoso. No tengo vida más allá de él, ni la quiero. Él es mi mundo y yo estoy a sus pies...

- Nunca le llevo la contraria a ningún hombre musulmán, ¿estás loco? Podría acabar lapidada.

- ¿Trabajar fuera de casa? No, hombre, no... El lugar de la mujer está en la cocina.

- En mi religión, los hombres mandan de toda la vida de Dios. Ellos son superiores por decreto divino y saben más, mucho más, a dónde vamos a parar. Dios los hizo amos del universo y mucho más inteligentes. Tienen más derechos que nosotras, pero porque nosotras somos el sexo débil. Se lo debemos todo a ellos. Nos obligan a taparnos, nos someten día y noche y toman todas las decisiones en nuestras vidas... Además, todo eso lo hacen por nuestro bien.


- No, no soy sumisa. Yo decido qué voy a cocinar todos los días.

- Mi vecino también se deja barba, y reza cinco veces al día. Es un radical islamista. De Al-Qaeda o ISIS, por lo menos.

- Hombre, las bombas al cuerpo me las pongo sólo en ocasiones especiales. El resto del tiempo, suelo ser muy normal.

- Claro que sí. Según la yihad islámica, matar a inocentes es justificable. Y cuanto más inocentes, más niños, más mujeres y más yankis, mejor. Ese el espíritu del Islam.

- No, en Ramadán ni como ni bebo desde el alba hasta la puesta del sol. Yo tampoco entiendo cómo sigo viva. Mil gracias por preocuparte por mi salud, y que la resaca te sea leve.

(...)


Que hay retrógados y musulmachos en las sociedades árabes, es evidente. Por desgracia, la in-cultura patriarcal está en todas partes. No quiero hablar del terrorismo machista eurocentrista y sus víctimas en los países occidentales, ni de porcentajes de "afectadas" aquí y allá... Me parece cínico hablar de cifras. Parto de la base de que si tocan a una, nos tocan a todas. Sin embargo, éste no es el tema a tratar ahora, ni estoy aquí para atacar a nadie. Escribo esto para defender nuestra integridad como mujeres musulmanas, prostituida hasta el asfixio y expropiada de su realidad. Una realidad que nos pertenece a nosotras, no a la CNN, la BBC, pelis made in Hollywood o series rodadas en Ceuta con un alto contenido en islamofobia.

Que hay mujeres sometidas, ignorantes y oprimidas en el mundo árabe es evidente. En realidad, por desgracia, las hay también en todas partes. La sutil diferencia es que en todas las sociedades del mundo este horror se asocia a personalidades con trastornos de inseguridad, de ciertas clases sociales, que no han tenido acceso a una educación que promueva su emancipación, o que han vivido en el seno de familias y sociedades de estructura patriarcal. En definitiva, a la falta de medios y de cultura.


En todas las sociedades, se asume la des-educación como el motivo principal de la sumisión de las mujeres. En todas, menos en los países árabes... donde "desde aquí" "se asume" que la opresión "se asocia" al Islam. ¿A qué estamos jugando? Desprestigiar sin base y catalogar con ignorancia acaba teniendo un precio que pagamos todos. También aquí, cuando se acaban radicalizando personas que han sido fruto de la marginación o la exclusión social por pertenecer a un colectivo determinado. Para nada justifico los extremismos, hay que combatirlos de forma tajante; pero es cierto que alimentarlos con odio no es precisamente la manera más inteligente de tratar con ellos. Y darles un clavo ardiente a lo que agarrarse para que se incendien, tampoco.

Si además se fomenta la islamofobia a base de estereotipos insanos, falsos desde su raíz, y un despotismo enfermo de ceguera moral, no esperemos cosechar nada bueno. Si no aparcamos los prejuicios y construimos en lugar de destruir y fomentar el odio, nos espera un futuro incierto y para nada esperanzador. Si leyéramos más, contrastáramos más la información y la sometiéramos a un filtro de autocrítica antes de difundirla o simplemente creérnosla, no viviríamos en sociedades tan alienadas y estereotipadas. Porque la ignorancia no tiene fronteras. Y los prejuicios, tampoco. Hoy nosotras tomamos la palabra... que bastante hemos callado ya."

17 de junio de 2014

¿QUE QUÉ TAL SE COME EN MARRUECOS?

Es tu primer viaje a Marruecos y todo el mundo te habla como si no te fuera ver nunca más. Parece difícil creer que en un mundo lleno de jinetes de camellos con toallas en la cabeza y primos hermanos de Bin Laden una joven pueda estar a gusto. Pero basta con abrir un poquito los ojos - y la mente, ya que estamos - para darse cuenta de que las advertencias infundamentadas y los consejos alarmistas no son buenos compañeros de viaje.


Una de las mayores preocupaciones que suelen tener tus allegados cuando viajas a Marruecos es que te vayas a morir de hambre. Claro, como vas a África... ¿Qué vas a pasar? Pues hambre. Son muchos los que con cara de nuevo rico estreñido – o de piojo resucitado – te dicen: Pero... ¿y qué comen por esos sitios? Supongo que la respuesta que esperan es pasteles de barro o algo similar y cuando les dices que la comida marroquí es estupenda se lo creen casi tanto como lo de que las mezquitas no son centros de entrenamiento para fabricantes de bombas caseras sino lugares de culto, similares a una iglesia (sólo que a Dios le llaman con otro nombre).

Pero sí, lo es. La comida marroquí es exquisita. Elaborada y variada. Natural y sabrosa. Fresca y casera. Rica y colorida. Barata y buenísima. Siempre con muchas especias. Esas aceitunas, ese pan untado en ese aceite, ese malawi, esos batidos, ese cous-cous, ese té con hierbabuena, esas ensaladas, esas sardinas, esos tajines de pollo con miel y ciruelas, esa harcha, esa verdura, esa fruta, ese pescaíto frito, esos dátiles, esa mermelada, ese rghaif, esos dulces, esos garbanzos, esas almendras calientes, ese café, esa harira, esas salsas, esos zumos, ¡¡¡esa kefta de mi vida con huevo, tomate y patatas!!!


En Marruecos se come comida, algo cada vez más difícil a este lado del Estrecho. No se come un conjunto de productos químicos envasados, pre-cocinados, nuevamente envasados y pre-calentados. No, no. Allí comes un tomate y sabe a tomate. Tomas un vaso de leche y - ¡oh, dios mío! – sabe a leche. Comes un melocotón y sabe a melocotón. Y una de mis mayores debilidades cuando estoy allí, la mantequilla. En España nunca la tomo, pero en Marruecos… esa mantequilla en barras, ese sabor… ¡Me la tienen que quitar de las manos!

Hay comida por todas partes. La gente come mucho y muy a menudo. Se pasan el día comiendo. De hecho, me atrevería a decir que en realidad nunca dejan de comer. Da igual la hora que sea, siempre encontrarás a gente comiendo. Siempre que no sea Ramadán, claro. Cuando estás en casa de alguien no habréis terminado de comer y ya estarán preparando la merienda. La gente acabará de cenar (¡y de qué manera!), saldrá a la calle a tomar algo y se comprará caracoles, quesitos, dulces, batidos de fruta varios y variados... Es cierto que a las mujeres se les suele notar más este non-stop, especialmente cuando hacen vida de casadas, pero a los hombres… Lo de la genética masculina marroquí es algo digno de estudio, la verdad.


En el país vecino la carne de pollo es una de las más utilizadas para cocinar y, como en el resto de países musulmanes, no se come cerdo porque es haram (pecado). ¡¡Pero qué me dices!! Calma, 3cheri. Calma. Parece increíble pero hay vida después del cerdo. Y, por lo visto, más sana.

La comida de un país como Marruecos puede provocar cierto rechazo a los más exquisitos y/o escrupulosos por el hecho de que se manipula con las manos (tanto para hacerla como para comerla) pero… ¡bienvenido a África y bienvenido al mundo árabe, amego! Comer y dar comida a otro con las manos es una forma de vida y relacionarlo con gente ‘salvaje, sin educación y sin refinamiento’ es de ser más piojo resucitado de lo que parece.

Nota: no tengo datos numéricos de España y de Marruecos que lo corroboren, así que no diré en cuál de los dos países creo que hay actualmente más gente a la que le falta un plato de comida que llevarse a la boca. Para no sonar alarmista, vaya.

15 de junio de 2014

HISTORIA DE UN AMOR LOCO

Anochecía en la ciudad y las llamadas a la oración desde las mezquitas lo envolvían todo. Los fieles se preparaban para romper el ayuno y él sólo pensaba en comérsela a besos. Durante el día se evitaban. Debían evitarse, aunque a ella le doliera que así tuviera que ser. Pero al caer la noche se buscaban. Y siempre, siempre se encontraban. Ellos ni siquiera lo sabían pero habían vivido para encontrarse. Se acompañaban a estar solos. Se perdían juntos y disfrutaban de ese momento que, a pesar del paso de los años, no dejaba de ser único. Ese instante mágico que duraba horas. La sensación de estar solos en el mundo, de que no existía nada más que su olor y su calor. Un mundo por descubrir, dos cuerpos por explorar. Sus susurros calaban hasta los huesos y sus palabras le hacían estremecer. La eterna tentación. Un aire de vida incontrolable que arrasaba todo a su paso. Silencio. El olor de la colada y la brisa de verano que les abrazaba. Sus manos. La farola de la calle que iluminaba vagamente la azotea y, sobre todo, la luz de sus ojos. De sus ojos negros. Su calma y su tempestad. Las ganas de parar el tiempo para siempre y poder hacer de su ilusión una eternidad. De unirse para ser una única persona. La persona que siempre desearon ser. Una persona especial. Confidentes y amantes. Hermanos y cómplices. Ellos. Dos locos que se respetaban tanto como se adoraban. Que se amaban tanto como se admiraban. Estaban locos el uno por el otro. Juntos se sentían a salvo, en paz. Se sabían invencibles. Él era su ángel de la guarda, el mismo que le había enseñado a volar. Y ella… ella era la única que le había visto llorar como en su día lo hizo el mar.

Carlota Miranda

SORTEO DE MI LIBRILLO 'DE MARRUECOS AL CIELO (INSHALLAH)'

¡Qué nos gusta un sorteo!

La envergadura del blog aún no es tan bestia como para regalar una jaima en el desierto, con bereber incluido, o una estancia ilimitada en un riad marroquí. Pero lo que sí se puede regalar es un ejemplar en formato digital del libro 'DE MARRUECOS AL CIELO (INSHALLAH)'Un libro-manual de supervivencia para librarse de prejuicios contra Marruecos. Una recopilación de todos mis escritos sobre el país vecino. Sorteo válido para cualquier país.


¿Qué tengo que hacer para participar?

1. Seguir No es nada personal en Facebook.

2. Compartir en cualquier red social (Facebook, Twitter, Google+...) una de tus entradas favoritas del blog.

3. Dejar un comentario en este post diciendo, al menos, una razón por la que la gente debería viajar y conocer Marruecos. 

[Nota para los que no saben cómo comentar. Sólo hay que escribir el comentario y en la pestaña que aparece abajo de 'Comentar como' seleccionar o bien la opción 'Anónimo' o bien 'Nombre/URL', escribiendo vuestro nombre, sin necesidad de introducir ninguna URL.]


¿Hasta cuándo puedo participar?

El sorteo empieza hoy 15 de Junio y termina el domingo 28 de Junio de 2014 a las 23:59h. Esta vez no habrá uno sino... ¡DOS GANADORES ENTRE TODOS LOS PARTICIPANTES!

Como digo siempre... ¿Fácil, no? Así se las ponían a Fernando VII, así que no tenéis excusa. ¡Ah, y no me seáis fulleros, que se comprobará que habéis cumplido los tres pasos!

¡Muchísima suerte a todos y muchísimas gracias por estar ahí! :D


¿Empiezo yo? Va... Una de las razones para conocer Marruecos: sus puestas de Sol.

14 de junio de 2014

FRANK DE LA JUNGLA, ¿VICTIMA DE LA CORRUPCIÓN TAILANDESA?

Siempre que, de alguna forma, he estado relacionada con alguna noticia que se ha dado en televisión o en los periódicos, he podido comprobar que lo que se contaba no era verdad. Sin excepción. Y esto no sé hasta qué punto esto será cierto; sólo sé que me lo creo de principio a fin y que siempre es bueno escuchar varias versiones de una misma historia y olvidarnos la versión oficial. 

Este hombre nunca ha sido santo de mi devoción pero... Por si alguien aún no se ha enterado, a la mujer de Frank de la Jungla - Yuyee - la han condenado a 15 años de prisión por posesión de 212 miligramos (repito, miligramos) de cocaína y a pagar una multa de unos 50.000 euros. Un amigo de la familia cuenta desde Tailandia lo que parece que realmente está ocurriendo.

"Hola a todos. Soy nuevo aquí. Mi nombre es Manel y vivo en Asia desde hace casi 30 años. En Tailandia llevo 18 años y, aunque no trato con mucha gente española, conozco a Frank y a su familia desde hace casi 10. Solamente quería hablar en su nombre ya que ni él ni su familia lo harán. No porque no quieran sino porque no pueden. Frank lleva muchos años trabajando en destapar mafias de tráfico de animales entre Tailandia, Laos y Myarmar. Hace aproximadamente 9 meses destapó una mafia de tráfico de tigres entre un templo de monjes y Myarmar y se encontró con una gran pared que era el Director general de la policía de la zona norte. Sé muy bien esto porque tuvo que dimitir por ello y ese hecho nos ha afectado a todos los profesionales que trabajamos en la protección de animales aquí en Tailandia.  

A partir de ese momento su familia ha sido perseguida de una manera brutal y por aquí, en la zona donde vivo, se dice que el accidente de helicóptero que tuvo no fue tal accidente y que el oficial que pilotaba estaba pagado para pegar un tiro a Frank y dejarle caer en medio de la selva. ¿Por qué creéis que nadie se hizo eco del accidente en Tailandia y, en cambio, en Myarmar salieron noticias de que apareció un hombre con un tiro en el hombro en medio de la selva y luego el helicóptero accidentado pero sin rastro del piloto? Han hecho redadas en su asociación sin poder cargarle con nada pero haciendo el daño público que supone ser diariamente perseguido por la prensa. Hace un mes estuvo con su mujer y sus hijos durante unos días en mi casa porque tenía que declarar en otro caso de corrupción - aquí en el juzgado criminal - y delante de mis propios ojos tres policías le rodearon para amedrentarle antes del juicio. 
Lo de la droga ha sido ya lo último. Yuyee es una superviviente de leucemia y es probablemente de las personas que conozco que más se cuida. No he hablado con ellos aún pero sí con un coronel de la policía (mi cuñado) y me explicó que esos miligramos de cocaína es lo equivalente a nada. Una raya de las que la gente esnifa son unos 50 miligramos y que es un caso claro de corrupción, pero que a ciertos niveles es imposible controlarlo. Es otro caso típico de: "Relájate y deja de meter las narices en el negocio y vive tu vida, que la próxima vez serán 30 gramos." Las otras pastillas que encontraron son medicaciones que Yuyee necesita tomar diariamente por su tratamiento.  
 
Otro dato curioso es que en los test de sangre y orina dio negativo en cocaína y eso no se ha filtrado a la prensa. Para terminar, lo de una fianza es tan ridículo que se ve claramente que lo importante era la foto de Yuyee saliendo de la prisión a la hora perfecta para que toda la prensa la fotografiase. La policía sabe muy bien quién y por qué se está haciendo esto, pero al final del día se tapan unos a otros.  
Es muy triste ver que Frank no cede y sigue luchando por lo que es justo, pero como dice mi mujer "si no baja la cabeza y deja de intentar salvar el mundo, terminará desaparecido para siempre en cualquier zanja. O lo que es peor, terminaran por acabar con su familia que es el estilo mafioso." 
Sé que a muchos su carácter les parece horrible, pero os puedo asegurar que tanto Frank como su familia son de lo mejor que os podéis encontrar por el mundo y realmente me duele ver como les están machacando simplemente por ser buena gente. 
No soy de escribir en foros o en chats pero ver cómo escribisteis el titular de la noticia en Internet me dolió muchísimo. El titular realmente debería haber sido algo así como: "La familia de Frank de la Jungla sigue siendo atacada para que deje de denunciar la corrupción del abuso animal." 
Muchas gracias por darme la oportunidad de expresarme y espero que por lo menos haya ayudado a muchos a entender lo que está pasando en Tailandia con esta familia."
Manel Alvarez

¿CÓMO NO VAMOS A ESTAR LOCAS POR ÉL?

13 de junio de 2014

AND THE WINNER IS...

Y hoy, cuando se cumple justo un mes de que anuncié la existencia de mis 'APUNTES BÁSICOS DE DARIYA MARROQUÍ PARA PRINCIPIANTES'... ¡ya tenemos a la ganadora del sorteo del estuche! Un sorteo en el que han participado las 50 primeras personas en realizar su pedido.

Y la ganadora es... ¡¡¡MACARENA CALVO!!! ¡Enhorabuena! :D :D


Consigue aquí tus 'APUNTES DE DARIYA MARROQUÍ PARA PRINCIPIANTES':

Consigue aquí el librillo 'DE MARRUECOS AL CIELO (INCHALLAH):

12 de junio de 2014

ADAPTARSE O MORIR

"Lo esencial es adaptarse. Ya sé que a esta edad es difícil. Casi imposible. Y sin embargo, después de todo, mi exilio es mío. No todos tienen un exilio propio. A mí quisieron encajarme uno ajeno. Vano intento. Lo convertí en mío. ¿Cómo fue? Eso no importa. No es un secreto ni una revelación. Yo diría que hay que empezar a apoderarse de las calles. De las esquinas. Del cielo. De los cafés. Del sol, y lo que es más importante, de la sombra. Cuando uno llega a percibir que una calle no le es extranjera, sólo entonces la calle deja de mirarlo a uno como a un extraño. Y así con todo." - Mario Benedetti

9 de junio de 2014

DE MARRUECOS AL CIELO (INCHALLAH)

Cada vez sois más los que os ponéis en contacto conmigo para sugerirme/pedirme una recopilación de mis escritos en el blog sobre Marruecos y no os podéis llegar a imaginar la ilusión que me hace. De la misma forma que la idea de compartir mis APUNTES DE DARIYA PARA PRINCIPIANTES surgió gracias a vosotros, la idea de hacer este cuaderno titulado, como no podía ser de otra forma, 'DE MARRUECOS AL CIELO (INCHALLAH)' ya es una realidad. En formato físico y en formato digital.


Así que todos los que en su momento me lo comentaron y todos aquellos que creáis que os puede interesar haceros con él, escribidme a noesnadapersonal7@gmail.com - sin compromiso ninguno - y os cuento cositas.

Precio en formato digital (PDF): 7 euros.

Precio en formato físico:

- Libro firmado + gastos de envío incluidos: 15 euros
- Libro firmado + postal dedicada + kohl negro + gastos de envío incluidos: 17 euros

¿Quieres que tus amigos y familiares entiendan de una vez tu pasión por el país africano y dejen de creer que has perdido la cabeza? ¿Estás deseando volver a emocionarte recordando todo lo que has vivido en Marruecos? ¿Eres marroquí y este blog te ha ayudado a recordar cosas de tu país natal que ya creías olvidadas? ¿Aún no lo conoces y te gustaría tener este libro-manual de supervivencia para librar de prejuicios contra el país?


Una recopilación de 190 páginas que hace vibrar a los amantes del país.
Un regalo para los que aún tienen que descubrir que Marruecos es un país que viaja en ti.

8 de junio de 2014

EL MARAVILLOSO MUNDO DE DAR AMÏNA

Una joyita que encontré sin buscarla. Una página en la que se derrocha buen gusto y delicadeza. Un espacio que inspira y en el que se respira una paz que engancha. Una pareja que, con su trabajo y su dedicación, despiertan las ganas a cualquiera de comprar una casa, hacer de ella un hogar y pasarse toda una vida decorándola, mimándola y gastando dinero en ella. ¡Qué maravilla! ¡Qué preciosidad! ¡Qué PASADA!

“Somos Salima y José Eduardo, una pareja de españoles residentes en Oujda (Marruecos). Mi padre es marroquí así que por mis venas corre sangre mora. Por motivos laborales hemos pasado mucho tiempo en este país y nuestro gusto por el interiorismo nos llevó a escribir un blog sobre decoración marroquí. Dar Amïna. 
En él intentamos acercar esta cultura que tanto nos fascina a través de objetos y piezas artesanales que encontramos en diferentes casas y riads de Marruecos. Somos unos apasionados de la decoración ecléctica y la mezcla de elementos. Creemos que Marruecos tiene mucho que aportar y que decir en este campo, sobre todo porque su manera de fabricar y producir sigue siendo mayoritariamente artesanal, y eso le da un valor añadido a las piezas. 
Nos encanta la decoración y el estilo ‘Noretnic’, un estilo con el que combinamos piezas naturales típicas de la decoración nórdica con el punto colorido y original del estilo étnico. Marruecos nos da tanto cada día que nos sentimos en la obligación de compartir todas las sensaciones que nos llegan en este país: los olores, los colores, los sabores… 
Con el paso del tiempo y debido al interés que muchos tenían por la compra de objetos marroquíes, hemos ampliado nuestra web con una pequeña tienda online. Dar Amïna Shop. En ella vendemos todo tipo de piezas  marroquíes que llegan a nuestras manos  y con las que nos quedamos prendados desde el primer momento. 
Os invitamos a que comprobéis la infinidad de objetos que tienen cabida en nuestra tienda. Podéis encontrar desde textiles bereberes hasta bandejas talladas a mano de la forma más tradicional, pasando por la cerámica más colorista que encontramos. Una tienda que crece y se renueva cada día, gracias a nuestros seguidores, ya que vamos incorporando novedades conforme vamos encontrándonos con ellas.”

https://www.facebook.com/pages/Dar-Amina/236356696394905?fref=ts

Fotografías de Jordi Canosa y Daniela Cavestany.

6 de junio de 2014

MI QUERIDA Y AÑORADA RABAT

Se ha hablado mucho de Marruecos en este blog (¡y lo que os rondaré, morenos!). De anécdotas, experiencias, curiosidades, consejos, reflexiones… Pero hasta ahora, a excepción de Marrakech (que bien merece un libro aparte), no había dedicado nunca una entrada completa a hablar de una ciudad concreta. Así que a partir de hoy, siguiendo vuestras recomendaciones y siempre que la ocasión lo merezca, dedicaré un post a alguna de las ciudades y pueblos que he visitado en Marruecos.

¿Por cuál empezar? Rabat, sin lugar a dudas. Mi ciudad. Mi querida y añorada Rabat. La ciudad que me acogió cuando decidí marcharme a vivir a Marruecos. Una ciudad que nunca me había visto pero que consiguió que me sintiera en casa.


Mi primera vez. La primera vez que vivía en África, la primera vez que haría mi vida en Marruecos, la primera vez que iba Rabat, la primera vez que viviría en una ciudad con playa y en la que no conocía a absolutamente nadie, la primera vez que viviría en una casa en la que, en situaciones normales, no se hablaba ni español ni inglés, sólo árabe y francés.

La ciudad que me enseñó y me demostró que el hecho de que brille el sol todos los días hace que la vida sea como es. La ciudad en la que ya en Febrero olía a verano al salir a la calle. La ciudad cálida en la que nunca creía morir de calor.


Rabat, la capital del país vecino. El centro político y administrativo del país. Una ciudad tranquila, amable y respetuosa. Discreta y sorprendente. Amplia, ordenada y segura. Limpia, bonita y cuidada. Azul, verde y blanca. Sol, mar y palmeras. Un lugar que combina la tradición con la modernidad sin perder su autenticidad. Taxistas que no abusan, aeropuerto, tranvía nuevo, cómodo, barato y práctico y dos estaciones de tren (Rabat Medina y Rabat Agdal) en las que, siempre con una sonrisa, ya me preguntaban: ¿Hoy también por aquí? Universidades, academias de idiomas, institutos francés, español, alemán…

No es especialmente turística, algo que siempre se agradece. La maravillosa avenida Hassan II, el precioso barrio de Oudayas, la ciudad de Salé a pocos minutos en tranvía, la locura del festival Mawazine, el mausoleo de Mohamed V y la torre de Hassan II, las antiguas ruinas romanas de Chellah, el paseo de la playa, la mezquita de Lalla Soukaina, la Marina y el paseo del río Bouregreg, la medina, el mercado central y sus zocos repletos de rabatíes, la plaza de Bab el Had…


Las múltiples cafeterías en las que disfrutar de zumos de naranja, té y batidos de aguacate. El mejor bar/restaurante en el que estado nunca, el Sahbi de Agdal (parada Avenue de France, Línea 1). El millonario y archiconocido Lalla Fatema con su negocio de salchichas en 2 metros cuadrados. El SottoSopra y la buena gente que allí conocí.

La única ciudad en la que hasta ahora he podido sentir que es posible la evolución sin que eso implique occidentalización. Crecimiento y progreso sin prostituir Marruecos. Transformación y cambio sin olvidar las raíces. Vivir el presente, valorar tu herencia y mirar al futuro. 

Rabat. Mi Rabat.

4 de junio de 2014

EUROPA ESTÁ MUERTA

El miedo. Es más que evidente que el único que hace bien su trabajo en Europa es el miedo. La gente ha perdido el norte. La falta de sensibilidad y empatía hace que millones y millones de personas supuestamente civilizadas vean por televisión imágenes horribles e inhumanas antes las que muestran pasividad absoluta. Culpabilizan a seres humanos que pasan más hambre en España que en su país de origen de todos los males y las penurias que viven desde hace unos años mientras hacen la vista gorda cuando los dirigentes a los que han elegido les recortan derechos y libertades cada día. Gente 'de bien'. Nazis ocultos bajo la máscara de europeos, tan educados como adiestrados, que se creen las mentiras de aquellos que, a fuerza de repetirlas una y mil veces, por activa y por pasiva, han conseguido que parezcan verdad. Europa está muerta y, a este paso, moriremos con ella.


"Nos venden que esos subsaharianos vienen aquí a robarnos nuestro trabajo y nuestra sanidad pública, cuando las estadísticas demuestran que es justamente lo contrario, que la mayoría de los inmigrantes africanos que llegan aquí no tienen permiso de trabajo o trabajan en los trabajos que los nacidos en España no queremos hacer, y que son el colectivo que menos usa nuestra seguridad social, entre otras cosas, porque son jóvenes y fuertes en su mayoría, lo que hace que visiten menos al médico que el ciudadano español medio. Pero, a fuerza de repetir la misma mentira una y otra vez, hemos acabado por creerla y una gran parte de la población española está convencida de que los inmigrantes nos roban nuestro trabajo y se aprovechan de nuestra sanidad pública. Para hacer más convincentes sus mentiras nos dicen que vienen a nuestro país a operarse porque una operación que aquí es gratuita en su país les cuesta lo que ganan en un año. Y la gente se lo cree. Se lo cree porque necesita creer que hay un culpable de las penurias económicas que está sufriendo, y nuestras autoridades le hacer ver que ese culpable no es el austericidio al que nos están sometiendo, sino el inmigrante que acecha esperando a saltar la valla o el que ya está aquí beneficiándose de nuestra precaria sanidad pública. 
Pero esa gran mentira no es exclusiva de nuestros políticos, es una mentira generalizada en Europa. Eso explica que elección tras elección la extrema derecha y la xenofobia consigan más y más votos, que uno de cada cuatro franceses que han votado (jóvenes y trabajadores principalmente) lo han hecho a la extrema derecha, que esa ideología haya ganado las elecciones en Dinamarca, o que haya subido tanto en Suecia y Finlandia, o que los neonazis hayan conseguido ser la tercera fuerza política en Grecia, o que hayan conseguido un eurodiputado en la mismísima Alemania, o que estén en el gobierno de Ucrania apoyados por la Unión Europea… Estamos ante un nuevo auge del nazismo. Los judíos fueron el chivo expiatorio de la crisis económica para los nazis alemanes en los años treinta. Hoy aquellos judíos son los inmigrantes, especialmente los subsaharianos, y hoy aquella Alemania es toda Europa. Muchas veces nos preguntamos cómo fue posible la barbarie nazi, qué pasó con la población de gente 'de bien' alemana que no lo impidió...

Fotografía de Gianfranco Tripodo
Viendo lo que está pasando hoy en España y en Europa cada día está más claro lo que ocurrió: la gente 'de bien' se dejó embaucar por una ideología que decía defender sus intereses criminalizando al judío, al diferente, y miró a otro lado, no quiso ver. Hitler ganó unas elecciones, no lo olvidemos, y cuando las ganó el odio a los judíos era el núcleo de su programa. Aquellos alemanes de bien permitieron con su silencio cómplice que ocurriese el genocidio del pueblo judío. Los europeos 'de bien' estamos permitiendo hoy que los nuevos nazis ganen hoy las elecciones. En los años treinta miles de jóvenes se alistaron como voluntarios para luchar contra el fascismo y varios países se levantaron en armas contra el nazismo. Gracias ellos el nazismo desapareció de Europa. ¿Quién evitará ahora que vuelva a adueñarse de ella?"
Artículo original: Inmigración, xenofobia y racismo por Carlos Olalla.

3 de junio de 2014

MUJERES MARROQUÍES RECHAZADAS POR SER ROBAMARIDOS

Durante el tiempo que viví en Rabat pude conocer una realidad de la que hasta entonces ni había oído hablar pero que, por desgracia, cada vez parecía ser más habitual. En el barrio en el que yo residía y trabajaba - uno de los más caros de la ciudad - había varias cafeterías en las que, siempre de forma discreta y con un secretismo muy sospechoso, se reunían hombres saudíes de edad avanzada con chicas jóvenes de Marruecos. ¿He dicho jóvenes? No, jóvenes no. Jovencísimas. Y guapísimas.

En teoría son reclutadas para trabajar en países del Golfo Pérsico como asistentes domésticas, pero ninguno nacimos ayer y supongo que no soy la única que cree que es bastante probable que algunas no vayan solo para eso... El caso es que se dice, se cuenta, se rumorea que a las esposas de estos saudíes la idea de tener a una marroquí en casa les hace más bien poca gracia. ¿Que por qué? Pues depende a quién le preguntes. Mientras que los marroquíes parecen creer que por envidia, los saudíes (o, mejor dicho, las saudíes) las rechazan por ser "sueltas, ligeras de cascos y robamaridos". Supongo que todo dependerá, una vez más, del cristal con el que se mire.


Esto es lo que escribía hoy Nour Azuagh Belkadi en el Foro de marroquíes en España al respecto:

"Antes que nada, “zzin huwa zzin” (o lo que viene a ser lo mismo, lo que es bello lo es). Las mujeres marroquíes, de norte a sur, podemos estar orgullosas de nuestra exótica belleza, tan natural como diversa. Hermosas mujeres caucásicas de ojos verdes de la región del Rif, y deslumbrantes mulatas de piel tersa y dorada del sur de Marruecos, de mirada misteriosa. Podríamos ser las mujeres más bellas del mundo, sin duda. 
Pero este tema no nos atiene en este artículo, sino más bien hasta qué punto el concepto de “belleza” o “físico atractivo” puede jugar en contra de una persona, sobre todo en contra de una mujer (que, según algunas mentalidades retrógradas, el “sexo débil”). 
He aquí la noticia de la semana. La polémica. Y es que las mujeres del Golfo Pérsico rechazan tener a una asistenta doméstica que proceda de Marruecos, por ser “ligeras de casco” y unas “robamaridos”. Palabras que, obviamente, hieren la dignidad de cualquier mujer. Y yo me pregunto: ¿”mea culpa” por parte de jóvenes inexpertas que se buscan la vida fuera de sus hogares? ¿O más bien son los prepotentes dueños de ostentosas moradas los que deberían tener presente la moral y la seriedad ante todo? 


En verdad, “bi kul saraha”, creo que no se debe generalizar nunca. Y dicho esto, hay de todo. No todas las chicas entran a trabajar a una casa con intenciones decentes. Y no todos los hombres son unos infieles compulsivos que se arrastran bajo las faldas de cualquier jovencita apetecible. Y hay que aferrarse, más que nada, a la situación social de estas jóvenes que emigran en busca de una vida mejor. 
“Voy a ganarme un buen dinero, y de paso, me ligo al marido y me convierto en la señora y dueña de todo, ¡de la nada, tendré una vida mejor!” – pensamiento de algunas. “Necesito este trabajo, sea como sea. Y si el dueño me propone algo… que he de aceptar (porque de lo contrario, me despide), pufff…”ma3andi ma n3mel”, qué remedio” – pensamiento de muchas otras, víctimas de la opresión, del chantaje y de abusos y acoso constantes. 
(...) 

Y para finalizar, y después de una larga reflexión, el titular es un tanto discriminatorio y racista. Más bien, el mensaje dado por parte de las señoras casadas de Arabia Saudí lo es. Discriminatorio y racista. Cruel e inhumano, añado. Desde mi humilde punto de vista, las mujeres de Oriente deberían unirse por propósitos más elevados – como el respeto por sus derechos y ganarse el respeto de todos, en todo y en cualquier parte - , sobre todo aquellas que gozan de una posición privilegiada en la sociedad. Hay que partir desde lo más bajo, desde cero. Y eso es ayudar a los más desfavorecidos en vez de pisotearlos."

A modo de reflexión personal... Es tremendamente curioso observar cómo esa imagen que algunas mujeres saudíes tienen de las marroquíes es exactamente la misma que muchas marroquíes tienen de las europeas... ¡Qué mujeres, señor! ¡Qué mujeres!

2 de junio de 2014

PENSIÓN COMPLEJA

Antes que nada, perdona si huele un poco a cerrado, hacía mucho tiempo que nadie se alojaba aquí, y menos aún con la intención de quedarse. Ábreme bien de puertas y ventanas. Que corra el aire, que entre tu luz, que pinten algo los colores, que a este azul se le suba el rojo, que hoy nos vamos a poner moraos. Y hablando de ponerse, vete poniendo cómoda, que estás en tu casa. Yo, por mi parte, lo he dejado todo dispuesto para que no quieras mudarte ya más. Puedes dejar tus cosas aquí, entre los años que te busqué y los que te pienso seguir encontrando. Los primeros están llenos de errores, los segundos, teñidos de ganas de no equivocarme otra vez.

El espacio es tan acogedor como me permite mi honestidad. Ni muy pequeño como para sentirse incómodo, ni demasiado grande como para meter mentiras. Mis recuerdos, los dejé todos esparcidos por ahí, en cajas de zapatos gastados y cansados de merodear por vidas ajenas. No pises aún, que está fregado con lágrimas recientes, y podrías resbalar. Yo te aviso. El interruptor general de corriente está conectado a cada una de tus sonrisas. Intenta administrarlas bien y no reírte demasiado a carcajadas, no vayas a fundirlo de sopetón. No sé si te lo había comentado antes, pero la estufa la pones tú...


Y hablando del tema, he intentado que la temperatura del agua siempre estuviera a tu gusto, pero si de vez en cuando notas un jarro de agua fría, eso es que se me ha ido la mano con el calentador. Sal y vuelve a entrar pasados unos minutos. Discúlpame si es la única solución, es lo que tenemos los de la vieja escuela, que a estas alturas ya no nos fabrican ni los recambios. Tampoco acaba de funcionarme bien la lavadora. Hay cosas del pasado que necesitarán más de un lavado, es inevitable. Y hay cosas del futuro que, como es normal, se acabarán gastando de tanto lavarlas. La recomendación, ensuciarse a su ritmo y en su grado justo. Eso sí, no te preocupes por lo que pase con las sábanas, que las mías lo aguantan todo.

Para acabar, te he dejado un baño de princesa, una cama de bella durmiente, un sofá de puta de lujo y algo de pollo hecho en la nevera. Para que los disfrutes a tu gusto, eso sí, siempre que sigas reservando el derecho de admisión. Aquí no vienes a rendir cuentas, sino a rendirte tú. Aquí no vienes a competir con nadie, sino a compartirte a mí. Y lo de dar explicaciones, déjalo para el señor Stevenson.

El resto, no sé, supongo que está todo por hacer. Encontrarás que sobra algún tabique emocional, que falta alguna neurona por amueblar, y que echas de menos, sobre todo al principio, alguna reforma en fachada y estructura. Dime que tienes toda la vida y voy pidiendo presupuestos. Dime que intentaremos toda una vida e iré encofrando mis nunca más.


Risto Mejide

1 de junio de 2014

¡¡¡ 2000 SEGUIDORES EN FACEBOOK !!!

¡¡¡YA SOMOS 2000!!! Como diría un maño que yo me sé, “Ostia, tú. Qué animalada”. 2000… Qué número pero, sobre todo, qué calidad. Gracias a todos los que hacéis que esto sea posible. Gracias a todos los que diariamente me mandáis emails, mensajes privados, mensajes públicos y comentáis en el blog. Gracias a los que compartís conmigo vuestras inquietudes, experiencias e imágenes. Gracias a los que valoráis el esfuerzo que supone hablar de uno mismo para poder hablar de otros. Gracias a los que conseguís que cada día me siente a escribir delante del ordenador con más ilusión que nunca. Gracias a los que contáis conmigo para vuestros planes y proyectos. Gracias a los que os acordáis de mí cuando se habla de Marruecos. Gracias a los que, cuando escucháis barbaridades sobre el país vecino, recomendáis tomar una dosis del blog. Gracias a los que hacéis de esta página un oasis en medio de un desierto. Gracias a los que me ponéis los pelos de punta y me emocionáis con vuestras palabras, especialmente a los marroquís. Shukran. Soy tan feliz con lo que hago, estoy tan orgullosa de lo que estoy consiguiendo y me siento tan en paz conmigo misma que sólo puedo decir gracias. Gracias, gracias y dos mil veces gracias.